martes, 29 de diciembre de 2015

LOS CUATRO AMORES











¡Aquí voy a esperarte para liquidarte hijo e puta!

NARRADOR
Un día oscuro en la floresta
pintaba Antonio un paisaje
encaramado en la palestra
sintiese alegre en el follaje
Su pulso agreste le temblaba
fogoso su corazón ilusionaba
presto a su pasión enloquecía
y de amor intenso renacía
Quedase largo rato suspirando
Asiduo en su musa desandando
¡Ah! resolló su ilógica manía
recordando feliz su travesía
Cuatro amores en su seno acogía
elevaba frugal lo que mantenía
terminando el correr de aquel día
su tragedia enfrentó con valentía

Viese llegar sus floridas primavera
de cuerpos de guitarra y ojos de pantera
sus pasos suaves, majestuosos
y de rostros perfectos y hermosos

(Entran las cuatro escenificando damas de la alta esfera o como condesas y cortesanas)

NARRADOR
Ana era la pureza de raza india
Petra la negra de sol y vendimia
Mirna de raza blanca española
Y Rosa mestiza, dulce amapola

ANA:
Te estaba buscando pedazo de burro
¿Que te has creído trozo de churro?
te di mí querer y pagas con traición
Me hieres con dolor y frustración

ANTONIO: ¿Con quién te engaño? te pregunto
ANA: con esa que con mi dedo apunto
me enteré de tu gozosa aventura
detus cuatro quereres y locura

ANA
Másno seré sobra de tu banquete
menos un jojoto de tu majarete
te equivocas conmigo majadero
nosoy tu sucio y fútil cagadero 

PETRA
¿Cómo es la cosa? me aspa el demonio
me sabe a revista y es pandemónium
si eres su escudera él es mi Antonio
y al santo y seña él es mi novio 
(Las otras miran a Antonio con recelo y luego extrañadas, furiosas y con anomalía a Petra)

ROSA
¿Como es el meollo en esta bronca?
desde hace un año a mi lado ronca
el muy bandido con ratas se acuesta
por eso en mi cama su olor apesta

(Las demás la miran con desprecio y furia)

MIRNA
A mí me corteja hasta mi hogar
dice poemas que me hacen temblar
me calienta el alma con caricias
y mi lecho lo colmaba de delicias

MIRNA: Eres un descarado lacio bastardo
ROSA:Eres un ser mísero y acobardado
ANA:Eres una alta rata de dos patas
PETRA: Eres un inútil que mal te delatas

ANTONIO
Disculpen mis pretendidas bellas
siempre serán mis cuatros estrellas
no lo niego las quiero a todas mías
son mi aurora y mis buenos días

MIRNA: pretencioso te burlas con ufanía
ROSA: Te crees muy macho en tu felonía
PETRA: No tienes alma, amor o razón
ANA: Adiós cerdo,no tienes corazón
Y diciendo esto, Mirna toma el cuadro y se lo coloca de sombrero saliendo disparada, Rosa le propina una rodillazo en los miembros inferiores y se va con la cabeza bien erguida y mientras Antonio cae de rodillas sujetándose los testículos en señal de un intenso dolor, Petra le da una bofetada que lo manda de bruces al piso, da un taconcito furioso en el duro suelo y sale en estampida, Ana salta con estrépito y se le sienta sobre el estómago, lo hala con furia por la corbata, se inclina, le da un suave beso en los labios, aleja su rostro paulatinamente, luego con la punta del meñique le acaricia la mejilla y estallando con un gritito de ira agresiva le estruja la nariz, le pellizca las orejas, le da unos tocones en la cabeza, le jala el pelo y para culminar la tanda castigadora hace de caballitos, cuando se cansa se levanta bruscamente, le da una patada por las costillas y antes de irse le dice.
ANA
Te comías cuatro bollos tiernos
y por cocinar cuatro conejos
se te quemaron por boludo
y ya no podrás comer ninguno

NARRADOR
Así terminó la triste historia de amor
de un varón que se creía un macho
Creyó que no descubrirían al picaflor
Y quedose como un mamarracho